miércoles, 16 de abril de 2008

“Yo no sé si ya no entiendo lo que pasa, o ya pasó lo que estaba yo entendiendo



Sospeche que la mucama, que hace el aseo en casa, ha estado utilizando mi microscopio de efecto túnel, lo note por un indicio: las marcas de polvo seguían ahí donde antes ocupaba su lugar mi microscopio. Con el cual como es sabido se puede mirar el sustrato mismo de la materia incluso coger a los átomos y cambiarlos de sitio, se utiliza la punta de los microscopios como pinzas para tomar a los átomos y cambiarlos de posición.

Se utiliza como lente una punta metálica extremadamente delgada que en el extremo tiene el ancho de un solo átomo.A través de un efecto metálico cuántico denominado efecto túnel, fluye una diminuta corriente de electricidad de la punta a la superficie del metal que está explorando. Cuanto más cercana esté la sonda al objetivo, más electricidad fluye.

Un ordenador puede interpretar los sutiles cambios de corriente para realizar un mapa de contorno de las "colinas y valles" del territorio atómico. Me extraño mucho el porqué, la mucama que se ha distinguido por varias particulares; usaba mi microscopio.

Pero antes dejen decirles, como ya lo comente: que un átomo puede ser escogido y con varios de ellos erigir una estructura de forma elíptica, como si fuese un corral al que se denomina cuántico, todo esto sobre la superficie de un cristal de cobre y después se puede utilizar las paredes del cierre como una diminuta sala de espejos, para proyectar las propiedades de un solo átomo a otro punto del cristal, y crear así un espejismo cuántico.

 Se pueden aprovechar las propiedades ópticas naturales de una elipse que tiene dos puntos focales. De esa forma, la imagen de un objeto( una bombilla, por ejemplo) que brilla en el foco izquierdo de un espejo con forma de elipse, también aparecerá en el foco derecho.

Después de varios de rezongos y minutos de sis y de nos: la sirvienta de la casa reconoció haberlo utilizado. La chacha me explico: La creación de la sombra atómica plantea la cuestión de si el reflector cuántico está meramente proyectando la imagen de un átomo o, recreando un átomo fantasma hecho y derecho en el otro punto. 

Usted sabe que soy de Durango cerca de Mapimi y los espejismos que vemos en el desierto son verdaderamente capaces de interactuar con la materia, yo los he fotografiado; la película reacciona a sus fotones.

He observado en mis experimentos que este espejismo cuántico es real en ese sentido porque reacciona a la punta de su microscopio de efecto túnel, es una imagen, pero también tiene algo de "real".

Y continuo diciendo ante mi azoro: Usted sabe patrón que el corral cuántico se creó para aprovechar las propiedades ópticas naturales de una elipse que tiene dos puntos focales. He colocado un único átomo de cobalto en un foco del espejo cuántico y después he detectado su presencia en el otro foco, a unas 10 milmillonésimas de metro de distancia.

Ahora la pregunta es ¿el segundo átomo es una mera imagen del átomo real? ¿Pero si se midiera - intentando tocarlo- no estaría allí.? Por eso estoy experimentado con el polvo de su casa y el cobalto, para ahorrarme trabajo, para que no siga ahí, tanto polvo.

Perplejo solo alcance a decirle, a mi mucama -que acaba de cumplir los 43 años -

¡Interesante, lo investigaré!